284 personas han fallecido por ahogamiento en espacios acuáticos de España desde primeros de año